Confesión #2: Me aterra hacer networking

Networking es una palabra que hasta ahora me pone la piel de gallina. No me considero una persona muy introvertida, pero sí un poco tímida al principio y el hecho de ir sola a eventos donde voy a tener que hacer networking me parece un poco aterrador.

Para poner un poco en contexto este post, me gustaría definir el término. Networking se puede entender como una actividad en la que distintos grupos de personas (emprendedores, inversores, estudiantes, empresarios, etc.) asisten a eventos para conocerse entre sí y generar o ampliar una red de contactos que puede servir para compartir información y desarrollar o mejorar oportunidades de negocio.

Suena genial saber que cuando asistes a un evento puedes conocer gente muy interesante que puede ayudarte o a quien tu puedes ayudar de manera directa o indirecta. Pero el problema es cómo romper esa barrera inicial para acercarte a totales desconocidos.

Para contarles un poco acerca de mi “fobia” al networking haré referencia al evento que les comenté en la primera confesión. El evento en el que participé en los últimos dos días iniciaba a las 9am y el registro iniciaba a las 8am. Por lógica, se supone que el espacio de una hora entre el inicio del registro y el inicio de la conferencia era para hacer networking, pero mi miedo era tal que los dos días llegue 9 en punto para no tener que enfrentarme al hecho de tener que hablar con desconocidos antes de las conferencias. Puede sonar un poco infantil mi forma de querer evadir el networking de esta manera, pero es algo que recién estoy empezando a manejar.

Tip: Si quieres entrar al mundo del emprendimiento, tienes que manejar tu miedo al networking, ya que este mundo es un negocio de relaciones.  

Mi miedo hacia estos eventos es algo que he venido analizando desde hace algunos meses y he llegado a la conclusión de que en el fondo es miedo al rechazo y a salir de mi zona de confort. Cada vez que voy a un evento donde no conozco a nadie, mi cabeza se empieza a llenar de preguntas absurdas como: ¿y si todos ya se conocen y yo soy la única extraña? ¿y si no tenemos tema de conversación? ¿y si se produce ese horrible silencio incómodo? ¿y si no me quieren hablar? y si, y si, y si… Y si finalmente te encuentras con alguien que en verdad no quiera hablar contigo (lo cual me parece muy poco probable pero puede darse el caso), simplemente te excusas y te retiras en búsqueda de otras personas con mayor apertura.

Hablar con desconocidos es obligarte a salir de tu zona de confort, de esa zona en la que tu conoces a todos y todos te conocen. Es empezar a construir relaciones desde cero, lo cuál es un experiencia bastante enriquecedora.

Como no podía escaparme de todos los espacios de networking que había durante el evento (coffee breaks, almuerzos y cocktails) decidí dejar a un lado mi miedo y acercarme poco a poco a las personas. Es así como pude conocer a personas increíbles que tenían mucho por compartir y con quienes se puede trabajar hombro a hombro para seguir construyendo el sólido ecosistema de emprendimiento que todos buscamos.

12922246_10154149114070337_1387421411_o
Con Diego Poblete  (Co-founder & CEO de RoomVa) y Dave McClure (Fundador de 500Startups)

Si te pones a pensar, no es que no tengas cosas en común con esas personas. El hecho que hayan asistido al mismo evento ya es algo que tienen en común. Quizás a los dos les apasione el mismo tema, quizás tengan ideas similares que quieran desarrollar y puedan aliarse para generar sinergias, o quizás puedan presentarse a personas que puedan ayudarlos en el desarrollo de sus ideas o emprendimientos. Ahora que lo pienso bien, quizás la fórmula mágica es empezar preguntando: ¿y cómo así te animaste a inscribirte en este evento?

Y por último, tu no eres la única persona con ese miedo en este tipo de eventos. Quizás hay otras personas que compartan esa misma sensación y por experiencia son fáciles de identificar. Así que porqué no empezar contactando a esas personas solitarias que ves en el evento y que como tu no conocen a nadie. Quizás puedas terminar conociendo a alguien que te sorprenda gratamente. Porque en el networking es válido aplicar la frase de sabiduría popular “no juzgues a un libro por su portada”.

Tip: Ten presencia en las redes sociales y tarjetas personales contigo, ya que es la única forma en la que tus nuevos contactos te recordarán.

5 comentarios en “Confesión #2: Me aterra hacer networking

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s